Gobierno español presenta un presupuesto nutrido por Europa y alza de impuestos

El gobierno español de izquierdas, presidido por el socialista Pedro Sánchez, presentó este martes su proyecto de presupuestos para 2021, alimentado por los fondos del plan de reimpulso europeo e incrementos de impuestos a sociedades y rentas altas.

El presupuesto moviliza un volumen de inversiones públicas «absolutamente excepcionales», se trata del «más ambicioso de nuestra historia democrática», afirmó Pedro Sánchez, líder de una coalición con el partido de izquierda radical Podemos, en una comparecencia previa al consejo de ministros que aprobará el proyecto.

El gasto público crece alrededor de un 10% respecto a los presupuestos anteriores e incluye 27.000 millones de euros (unos 32.000 millones de dólares) procedentes del plan de reimpulso económico aprobado en julio por la Unión Europea para remontar la crisis derivada de la pandemia de covid-19, precisó.

España es uno de los principales beneficiarios de esta iniciativa comunitaria, con 140.000 millones de euros (unos 165.000 millones de dólares) repartidos a partes iguales entre préstamos y ayudas directas.

Para sufragar el enorme aumento del gasto público causado por la crisis sanitaria, el gobierno subirá los impuestos a grandes sociedades, a las rentas más elevadas y a las fortunas con patrimonios superiores a 10 millones de euros (11,8 millones de dólares).

La partida destinada al sistema sanitario aumentará un 151%, con una dotación de 3.000 millones de euros (3.500 millones de dólares) suplementarios, de los que 2.400 procederán del plan europeo y se destinarán a la compra de vacunas y al refuerzo de la red pública de atención primaria.

«Inauguramos una nueva época en la política económica en España, que deja atrás definitivamente la etapa neoliberal de la austeridad y de los recortes», dijo el líder de Podemos Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales del gobierno.

La inestabilidad política de los últimos años, con una moción de censura que llevó a Sánchez al poder y dos elecciones, han hecho que España todavía funcione con los presupuestos de 2018, elaborados por el anterior ejecutivo conservador.

Este proyecto de presupuestos debe ser aprobado por el Congreso, donde el gobierno de coalición se encuentra en minoría aunque podría buscar pactos con nacionalistas vascos y catalanes o con el partido de centroderecha Ciudadanos.

A finales de septiembre, España anunció que levantaba las reglas de disciplina presupuestaria para 2020 y 2021 debido al impacto del covid-19 en las finanzas públicas.

La pandemia impactó severamente en España tanto sanitaria como económicamente, siendo el miembro de la UE con más contagios y el país occidental con previsión de mayor caída económica en 2020 según el Fondo Monetario Internacional.

A finales de junio, el déficit público era del 6,46% del PIB y debería subir al 11,3% a finales de año, según el gobierno.

emi/dbh/du/zm

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Gobierno español presenta un presupuesto nutrido por Europa y alza de impuestos

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.