La cúpula del Hirak rifeño sigue en la cárcel al acabar la "temporada de indultos"

Manifestación en la ciudad marroquí de Casablanca para pedir la liberación de los principales líderes del movimiento rifeño 'Hirak'. EFE/Juan Vargas/Archivo
Manifestación en la ciudad marroquí de Casablanca para pedir la liberación de los principales líderes del movimiento rifeño 'Hirak'. EFE/Juan Vargas/Archivo
(Juan Vargas/)

Rabat, 29 ago (EFE).- La «temporada» de indultos reales para los detenidos ha terminado en Marruecos sin la liberación de la cúpula dirigente del Movimiento rifeño Hirak, que protagonizó meses de protestas sociales en la primavera de 2017 en el norte del país y está encarcelada desde mayo de aquel año.
En los últimos dos meses de verano han coincidido seis fiestas, tres nacionales y tres religiosas, en las que el rey Mohamed VI ha concedido otros tantos indultos colectivos -no se espera otro hasta noviembre-, y en ellos solo ha incluido a 22 activistas rifeños, mientras que otros 23, entre ellos la cúpula dirigente del Hirak, siguen encarcelados.
En el indulto del 29 de julio, con ocasión de la Fiesta del Trono, Mohamed VI indultó a 22 activistas del Hirak, 14 de los cuales estaban encarcelados en la prisión de Tánger y formaban parte del «núcleo duro» del Hirak.
El resto de los dirigentes detenidos están distribuidos entre seis cárceles marroquíes, como es el caso del máximo líder del movimiento, Naser Zafzafi, condenado a 20 años de prisión por «atentar contra la seguridad interna del Estado».
PACÍFICOS Y NO SEPARATISTAS
Una fuente oficial marroquí explicó a Efe que los 14 activistas de la prisión de Tánger firmaron antes de salir libres un documento en el que defendieron el carácter pacífico de su lucha en reivindicación de derechos sociales y económicos, además de subrayar que en ningún momento han tenido intenciones separatistas ni contestan las instituciones del Estado.
La fuente, que pidió el anonimato, explicó que está formula, «que ha respetado la dignidad de los activistas», podría ser ahora aplicable a los que quedan en el resto de las prisiones, lo que podría allanar el camino para la liberación del resto de los presos.
Los activistas encarcelados se encuentran en la prisiones de las ciudades de Tánger, Alhucemas, Nador, Fez, Zaio y Guercif, ciudades situadas en las regiones del norte y este de Marruecos.
Uno de los exprisioneros que redactaron ese documento es Ashraf al Yajlufi, uno de los líderes del Hirak, quien explicó a Efe que el escrito tenía como objetivo aclarar la postura de los activistas.
«Hemos pedido ver a un representante del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y cuando éste nos visitó en la prisión le hemos entregado el documento con nuestras firmas. Después, nos liberaron», precisó
Coincide su versión con la del responsable marroquí, entrevistado por Efe, que subraya que no hubo ningún tipo de negociaciones entre el Estado y los presos del Hirak, además de precisar que los presos ni se retractan de sus ideas ni tuvieron que arrepentirse de los hechos por los que los condenaron.
PRÓXIMA ETAPA, LIBERAR A LOS DEMÁS
El Yajlufi explicó que el principal objetivo de los activistas excarcelados en lo inmediato es la liberación del resto de los detenidos, y descartó que sus correligionarios vuelvan al activismo político en las calles.
Con todo, recordó que estos activistas siguen defendiendo los objetivos sociales del Hirak, que luchaba por mejoras económicas y sociales en el Rif, así como en el resto de Marruecos.
En estos días, seis de los activistas rifeños detenidos, entre ellos Zafzafi, se encuentran en huelga de hambre en prisiones diferentes para pedir mejoras en sus condiciones de encarcelamiento, sin incluir otros reclamos.
Ahmed Zafzafi, el padre del líder del Hirak, explicó a Efe que su hijo lleva ya 15 días de huelga de hambre, mientras que el resto se sumaron en distintas fechas.
La filial de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) en Nador denunció en un comunicado emitido en las últimas horas las condiciones en las que viven los detenidos rifeños en las prisiones de Nador y de la población cercana de Zaio.
Señaló que estos prisioneros se les ha prohibido salir de sus celdas, no tienen permitido realizar comunicaciones telefónicas con sus familias y no reciben atención médica adecuada.
Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado que quedó aplastado dentro de un camión de basura al que las autoridades habían arrojado la mercancía que le había sido confiscada.
Las revueltas, que representaron uno de los momentos más críticos del reinado de Mohamed VI, llevaron a las cárceles a 480 personas, de las que una parte han ido cumpliendo sus condenas y otros han sido beneficiarios de varios indultos concedidos por el rey Mohamed VI.
Mohamed Siali

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
La cúpula del Hirak rifeño sigue en la cárcel al acabar la "temporada de indultos"

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.