La oposición de centroderecha gana las legislativas en Lituania

La oposición de centroderecha ganó este domingo las elecciones legislativas en Lituania, según resultados casi completos de la segunda vuelta, tras una campaña marcada por la crisis de la pandemia del coronavirus.

El partido conservador Unión de la Patria logra 50 diputados de los 141 del Parlamento lituano, mientras que la Unión de los Agricultores y de los Verdes, la formación de centroizquierda del primer ministro saliente Saulius Skvernelis, obtiene 32, según estos resultados.

La exministra conservadora de Finanzas Ingrida Simonyte, de 45 años, parte como favorita para el cargo de jefa de gobierno y podría formar una coalición con los dos partidos liberales, que logran 12 y 10 escaños.

Como parte de las medidas de seguridad frente a la pandemia, se permitió por primera vez votar en los coches, y en los colegios electorales se impuso el uso de la mascarilla y la distancia social.

A pesar del récord de nuevos contagios, el número de muertos con relación a la población total de Lituania sigue siendo muy inferior a la media europea.

Cuatro partidos entraron en el parlamento en la primera ronda, lo que llevará probablemente a entablar negociaciones de coalición.

Durante la campaña, Symonite reprochó a Skvernelis que no preparara al país para la segunda ola de la pandemia.

«Tenemos que cambiar el modelo de gestión de la crisis porque carecemos de transparencia y claridad sobre el tema de quién asesora al gobierno y quién tiene la última palabra», declaró a la prensa el domingo por la noche. «Escuchamos a los médicos y científicos decir que no se les escucha lo suficiente», añadió.

Simona Dirse, empleada de una compañía de seguros de 33 años, cree que la experiencia de Simonyte como ministra frente a las consecuencias de la crisis financiera mundial la ayudará a afrontar la pandemia.

«Creo que manejaría la situación mejor que las autoridades actuales, debido a sus cualidades y a su espíritu crítico. Es firme pero también busca el diálogo», declaró a la AFP en Vilna.

El primer ministro Skvernelis, más popular entre los votantes del sector rural con pocos ingresos, se comprometió durante la campaña a continuar la lucha contra las desigualdades sociales e introducir una bonificación anual en efectivo, conocida como «el 13º mes de pensión» para las personas mayores.

«Los votantes estaban cansados de la coalición en el poder, querían un cambio en el panorama político», explicó a la AFP Ramunas Vilpisauskas, profesor de la Universidad de Vilna.

La coalición de centroderecha será probablemente más activa que el gobierno saliente en la búsqueda de inversiones extranjeras pero «no veo motivos para cambios estratégicos en política exterior», afirmó Vilpisauskas.

Los principales partidos lituanos están a favor de la Unión Europea, de la OTAN y de apoyar a la oposición democrática bielorrusa después de las polémicas elecciones presidenciales en este país vecino.

«Es probable que solo haya ajustes poco significativos sobre la UE y en política exterior, puesto que hay un consenso amplio y sólido sobre las principales orientaciones», explicó a la AFP Kestutis Girnius, profesor de la Universidad de Vilna.

El presidente Gitanas Nauseda, cuyo mandato termina en 2024, seguirá al frente de política exterior y de defensa.

vab/mas/sw/ybl/mm/plh/roc/erl/mls

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
La oposición de centroderecha gana las legislativas en Lituania

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.