Por qué el "sistema dual" para la vuelta a clases puede fracasar en Salta

"Vamos a tener que recurrir a un sistema dual que combine presencialidad y virtualidad", dijo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, cuando se empezó a analizar a principio de este mes los modelos para la vuelta clases, que se estima para agosto en algunos distritos. La dualidad a la que aspira el funcionario sería prácticamente inaplicable en provincias como Salta, donde la postergación también se ve reflejada en la baja conectividad a internet que tiene la población.

De la enseñanza virtual quedarían excluidos (de hecho ya están marginados en las clases por internet que se dictan desde que comenzó la cuarentena por COVID-19) un tercio de los alumnos salteños de escuelas primarias y secundarias, según se desprende de un informe del Observatorio Argentinos por la Educación, realizado con datos oficiales del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y de las pruebas Aprender.

En la provincia solo 50 de cada 100 hogares tiene acceso a internet, de acuerdo a un relevamiento del Enacom del último trimestre de 2019. La media nacional es de 63 cada 100 hogares con conexión web.

En las evaluaciones del nivel de aprendizaje de los alumnos argentinos que se hicieron con las pruebas Aprender en 2018 se incluyó un cuestionario sobre la conexión a internet en las casas de los estudiantes. Los resultados son preocupantes.

En Argentina, el 19,5% de los alumnos del último grado de primaria no cuenta con acceso a internet en sus viviendas. En Salta, casi el 30% (el 29,5%) de los alumnos de séptimo grado dijo no tener acceso a esa tecnología. Es la octava provincia del país con menos conectividad en ese nivel.

En la otra punta del sistema educativo básico, el 29,7% de los alumnos de quinto año de la secundaria de Salta contestó que no tiene internet en sus casas durante las pruebas Aprender de hace dos años. En este segmento, es la provincia con mayor falencia de conectividad de la Argentina.

Tanto en la primaria como en la secundaria, mientras más hacia el norte argentino se ponga la lupa más desigualdad se encuentra en el acceso a la red virtual mundial. Es todo un reflejo de la falta de federalismo nacional, que se replica en la misma medida entre la capital salteña y el interior provincial.

El Indec da cuenta de que en el último trimestre del año pasado, el 85% de los hogares de la capital salteña y alrededores tenía internet. Si se contrasta ese dato con el que brinda el Enacom para toda la provincia, donde solo el 50% de las viviendas tiene conexión, se puede deducir el nivel de desigualdad intrajurisdiccional.

"La escuela no está al margen de la desigualdad que existe no solamente en el acceso a internet", dijo el ministro de Educación de la Provincia, Matías Cánepa, en Radio Salta.

"Muchos padres tampoco tienen datos en sus celulares para los mensajes de whatsapp que envían los docentes, y en las casas no es lo mismo un hogar donde viven muchas personas y el niño quizás no tenga la misma posibilidad de estudiar que el que tiene mayor comodidad", agregó el funcionario.

Más desigualdad

El séptimo grado de primaria y el quinto año de secundaria o el sexto, en el caso de las escuelas técnicas, son prioridad para el Ministerio de Educación de la Provincia una vez que se habiliten las clases, porque son los niveladores de cada ciclo escolar.

Entre la previsiones que se fueron anunciando para cuando se abran las escuelas figura la segmentación en grupos de cada curso y la asistencia a los establecimientos en tanda de a 15 alumnos, de acuerdo a los días de la semana. Mientras unos tienen clases presenciales, los que quedan en sus casas aprenderían de manera virtual, y así irían rotando.

Ese sistema dejaría un tiempo muy acotado para abordar todos los contenidos educativos que se pretenden para los últimos años de la primaria y secundaria, en el hipotético caso de que las clases se retomen en agosto. Más aún si se tiene en cuenta la poca conectividad a internet que existe en los hogares salteños.

Definiciones con los gremios 

El lunes pasado por la tarde se reunieron dirigentes de gremios docentes con el ministro de Educación, Matías Cánepa, para definir algunos puntos con respecto a la eventual apertura de las escuelas en agosto. En esa jornada se ratificó que en el dictado de clases se priorizará al séptimo grado y al quinto año de secundaria.
Se estableció, además, que las computadoras netbook del programa nacional Conectar Igualdad serán entregadas a los estudiantes de tercer año del secundario y con prioridad en la distribución para las escuelas con mayor vulnerabilidad social.

 

 

Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Por qué el "sistema dual" para la vuelta a clases puede fracasar en Salta

Fuente: SALTA | https://elportaldesalta.com.ar
Por qué el "sistema dual" para la vuelta a clases puede fracasar en Salta

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.