Seúl pedirá a Pionyang una investigación adicional por la muerte de su funcionario

El ministro de Unificación, Lee In-young, informa sobre el reciente tiroteo de un funcionario surcoreano en el Mar Occidental durante una sesión plenaria del comité de asuntos exteriores y unificación de la Asamblea Nacional en Seúl, Corea del Sur. EFE/EPA/YONHAP
El ministro de Unificación, Lee In-young, informa sobre el reciente tiroteo de un funcionario surcoreano en el Mar Occidental durante una sesión plenaria del comité de asuntos exteriores y unificación de la Asamblea Nacional en Seúl, Corea del Sur. EFE/EPA/YONHAP
(EFEM0297/)

Seúl, 26 sep (EFE).- Corea del Sur informó hoy que solicitará al Norte una investigación adicional sobre el caso del funcionario sureño que murió esta semana por los disparos de tropas norcoreanas ante las discrepancias entre los hechos relatados por una y otra parte.
«Ya que hay una gran diferencia sobre el desarrollo del incidente detallado en la notificación del Norte del 25 de septiembre y lo establecido por nuestros sistemas de espionaje, hemos decidido seguir investigando y clarificar los hechos», explica un comunicado publicado hoy por el Consejo de Seguridad Nacional (CSN) sureño.
«En ese sentido, se ha decidido solicitar al Norte el llevar a cabo investigaciones adicionales y, si fuera necesario, solicitar una investigación conjunta con el Norte», añade el texto.
El CSN se reunió en la noche del viernes para valorar la notificación enviada horas antes por Pionyang.
En esa circular, el régimen pidió disculpas por lo ocurrido, aunque acusó al Sur de juzgar los hechos sin esperar a la versión norteña de los hechos, la cual se detalla en la propia nota remitida el viernes y que no concuerda con lo relatado por el espionaje surcoreano.
Seúl asegura que el funcionario, que desapareció el lunes cuando trabajaba en un barco del Ministerio de Pesca junto a la frontera marítima occidental intercoreana, fue hallado un día después a la deriva con chaleco salvavidas y agarrado a un «objeto flotante» por una patrulla norcoreana que lo interrogó sin subirlo a bordo y horas después lo ejecutó a tiros.
Los soldados rociaron después con combustible el cadáver del hombre, que se cree que pretendía desertar al Norte, y lo incineraron, según la versión de Seúl, que cuenta con cámaras térmicas y otros activos de espionaje en la zona y que cree que la supuesta ejecución responde al protocolo anti-COVID norteño.
Pionyang sostiene que la patrulla halló al hombre a la deriva y le pidió que se identificara.
El funcionario dijo que era del Sur y luego dejó de responder, por lo que las tropas realizaron un par de disparos, según la versión norcoreana.
Cuando los soldados comprobaron que el hombre aparentemente trataba de huir le dispararon otras diez veces y, tras ver que se había hundido y darlo por muerto, quemaron el objeto flotante, según asegura Pionyang, que subraya que la actuación respondió a los protocolos de seguridad fronteriza y epidemiológica.

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Seúl pedirá a Pionyang una investigación adicional por la muerte de su funcionario

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.