Un argentino sobrevive al coronavirus pero pierde a su padre el día que deja el hospital

FOTO DE ARCHIVO. Imagen referencial de un médico atendiendo a un paciente con COVID-19, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Dr. Alberto Antranik Eurnekian, en Ezeiza, Buenos Aires, Argentina. 24 de junio de 2020. REUTERS/Agustín Marcarián
FOTO DE ARCHIVO. Imagen referencial de un médico atendiendo a un paciente con COVID-19, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Dr. Alberto Antranik Eurnekian, en Ezeiza, Buenos Aires, Argentina. 24 de junio de 2020. REUTERS/Agustín Marcarián (AGUSTÍN MARCARIÁN/)

Por Miguel Lo Bianco

BUENOS AIRES, 30 jun (Reuters) – Cuando Darío New, de 52 años, cayó enfermo con una fiebre aguda una noche de principios de abril, empezó el inicio de su lucha contra el COVID-19. Sin saberlo, su padre ya se había contagiado del coronavirus también.

Su padre, Alberto, de 83 años, se estaba recuperando de una infección contraída tras una operación y se había trasladado a un establecimiento de rehabilitación en Buenos Aires. Parecía estar curándose. Sin embargo, los cuidadores de Alberto llamaron a Darío para decirle que su padre había dado positivo en su test de COVID-19.

New y su padre embarcaron sus respectivas batallas contra el virus, hospitalizados a 3 kilómetros de distancia en Buenos Aires.

Habiendo sido instructor de buceo durante 30 años, New estaba acostumbrado a situaciones peligrosas, pero por primera vez sintió verdaderamente la cercanía de la muerte mientras luchaba contra la enfermedad, que ya se ha cobrado más de 100.000 vidas en Latinoamérica.

«Pensé que no iba a llegar a ver el cumpleaños de 15 de mi hija», dijo New. «Fue la primera vez que sentí que yo me podía morir realmente y que la muerte estaba ahí».

New se recuperó luego de 13 días. Pero la noche que volvió del hospital, la condición de su padre empeoró.

«No podíamos hablar con él y nadie podía ir a verlo», dijo New.

Encerrado en aislamiento en la casa de su familia, New se dio cuenta que iba a tener que despedirse de su padre por teléfono. Cuando una enfermera ofreció arreglar un llamado, New habló con su padre por última vez y le dijo que, aunque estuviera solo en el hospital, no estaba abandonado.

«Esto es sumamente valioso para mí, porque también esta persona permitió que yo pudiera despedirme de mi padre», dijo New. «Yo sé que mi papá supo que se murió acompañado y que tenía una familia atrás».

(Reporte de Miguel Lo Bianco, escrito por Cassandra Garrison y Marina Lammertyn; Editado por Nicolás Misculin)

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Un argentino sobrevive al coronavirus pero pierde a su padre el día que deja el hospital

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.